La Meditación

Charlas del maestro Sohbets

La mayoría de los maestros os presentan el método de la meditación. Pero normalmente no se basan en la Cristiandad, o Judaísmo o Islam; hay mucha gente que piensa que es un método que se originó en otras religiones. Pero no es el caso. La meditación era un método que le fue dado al primer hombre, con el primer mensaje, al primer Mensajero. ¿Para que sirve la meditación, y como podemos llegar a ese estado? Ello está mencionado en todos nuestros Libros Sagrados: la Torah, los Evangelios y el Sagrado Corán, como un método para llegar a la Divina Presencia. Cuando nos ponemos cara a cara con nuestro Creador, dejamos todo lo demás atrás. No queda nada salvo tu alma. Si intentara golpearos con una espada en ese momento, no resultaríais dañados. Nada puede tocarte físicamente en ese estado, porque vuestro cuerpo físico habría entrado en tu ser espiritual. Normalmente es lo opuesto: nuestras almas están prisioneras en nuestro cuerpo físico. En un perfecto estado de meditación, las almas cubren el cuerpo físico y te conviertes en un espíritu.

 

Había un Grandsheikh, Sheik Abdul Kadir al Jilani; mientras el estaba meditando iba diciendo, ¡Yo soy la verdad! La gente que había a su alrededor fueron ofendidos por ello y empezaron a atacarle con espadas, pero no le pasó nada. No podían tocarlo. Cuando Maulana Rumí estaba en verdadera meditación, el podía danzar hasta elevarse del suelo. Él tenía una plena conexión con la Divina Presencia. De acuerdo con nuestro conocimiento tradicional, la meditación tiene muchos pasos antes de llegar al punto culminante. Si guardas estas reglas, la verdadera meditación puede llegarte en cualquier momento. Todos deben probar dentro de las reglas que existen en su religión, primero de alabar al Señor, en la manera en la que los profetas nos han enseñado. Podemos sentarnos en un lugar silencioso, preferiblemente en la oscuridad, cubrirnos y retraerse de todo cuanto nos rodea. No debemos oír o sentir nada, sólo pensar que somos uno con la existencia del Señor Todopoderoso, Allah, en la Divina Presencia. Aun si ello sólo dura cinco minutos, nos va a dar poder. Ello va a incrementar y va a convertir palomas de paz en halcones de paz. Aun si un terrorista os mira caerá. Con la meditación podéis conseguir ultra poder. No penséis que la meditación es algo fácil. Es el poder más importante que ha sido dado a la humanidad.

 

Bi-hurmatil habib, allahuma zid habibika `izzan wa sharafan wa nuran wa sururan wa ridwanan wa sultanan bi-hurmatil habib, bi-hurmatil fatiha.

 

Volver al índice de Sohbets/ Charlas del maestro